658 081 269 info@agaexar.gal

TENDENCIAS DE MERCADO

El sector encara la campaña de Navidad más incierta de los últimos años

Agentes y empresas del sector explican a GuíaVerde cuáles son sus expectativas para la última campaña del año

18/11/2020Autor: GuíaVerde

Foto: Jardinarium

Con la Navidad llega otro de los momentos importantes del año para el sector de la planta y la flor ornamental, y en el año de la pandemia esta será otra oportunidad para remontar, otra campaña en forma de tabla de salvación.

La campaña de Navidad de este año servirá para que cada empresa del sector termine de decidir si, definitivamente, este ha sido un año bueno, malo o regular, y también para tener más información para afrontar con garantías el 2021. Las restricciones a la movilidad, las limitaciones de aforo y a las reuniones familiares serán claves, porque pueden afectar a las ventas presenciales y poner a prueba de nuevo la madurez de canales de venta como el online o el click and collect. Pero ello también podría traducirse en unas Navidades más hogareñas, con un mayor interés del consumidor por la decoración, las plantas y las flores. GuíaVerde habla con diferentes agentes y empresas del sector para conocer cuáles son las expectativas para esta Navidad 2020.

Foto: Aliat

Optimismo en el comercio, con un ojo puesto en las restricciones

“Nuestras expectativas pasan por igualar o incrementar las ventas de la campaña anterior, teniendo en cuenta siempre las variables de la COVID-19, que generan incógnitas”, afirma Javier Gil-Vernet, director general de Jardinarium. “Lo que hemos hecho ha sido avanzar la campaña de Navidad, siguiendo la tendencia de otros años para alargarla, pero también porque hemos detectado que con la pandemia, cuando realizamos un montaje en las tiendas, la respuesta de los clientes es mucho mayor que antes”, explica.

Gil-Vernet concreta esas variables antes mencionadas, en forma de restricciones a la movilidad, que están provocando “un otoño complicado”, y sirven de precedente. “Por un lado, están los confinamientos perimetrales a los municipios, dado que los establecimientos suelen estar a las afueras de grandes municipios o de ciudades, o justo en municipios pequeños limítrofes a los que la clientela no puede desplazarse. Eso nos está afectando mucho”. Y añade, por otro lado, “donde no existe esta situación, por el contrario, se está dando una menor cantidad de visitas, pero, sin embargo, hemos notado un ticket medio mucho más alto”. “A día de hoy, la campaña, aún con toda la complejidad, no va mal. Eso sí, prevemos una campaña similar a la de después de la primavera, con un estrés bestial a partir del 25 de noviembre, cuando esperamos que se relajen las medidas de confinamiento”, sentencia.

“Después de la primera ola de la COVID-19 en el mes de marzo, la pequeña ‘remontada’ durante los meses de verano ha hecho que nuestras expectativas sean modestas pero optimistas”, explica Lluís Gavaldà, de Aliat . “Aunque todos los sectores se han visto mermados económicamente, en el sector de la jardinería hemos tenido la oportunidad de lidiar y estar presentes cumpliendo con todas las medidas preventivas y adaptándonos a las nuevas restricciones y normativas que ha ido suscitando esta situación”, añade.

“Todo dependerá de las próximas decisiones que se tomen respecto al cierre perimetral de muchas zonas y al levantamiento de las restricciones de movilidad por horario. El reto más obvio es cómo asimilar el trasvase acelerado de experiencias y compras del canal físico al canal online. Aunque se prevé que las ventas online dupliquen las registradas el año pasado”, apunta Gavaldà, quien cuenta que este año ha habido una evolución en la forma en la que el cliente compra. En esta campaña, asegura, serán claves los envíos a domicilio, el click and collect y las redes sociales.

¿Y qué tendencias estarán presentes en la campaña? Javier Gil-Vernet señala que “continuamos con una tendencia muy clara que es la de planta de hoja grande verde, con mucha fuerza en la decoración, cuyas tonalidades se integran en la decoración navideña”. Lluís Gavaldà añade: “una de las tendencias que se ha acentuado estos últimos años es el incremento de las ventas de abetos naturales. Seguramente, debido a la concienciación por el medio ambiente de una buena parte de la población. Pero, paralelamente, también hemos constatado mayores ventas de abetos artificiales. Y eso confirma el crecimiento que está teniendo la sección de Navidad en los centros de jardinería que, últimamente, se están consolidando como los auténticos referentes en la venta de artículos para la decoración navideña del hogar”.

Foto: Jardinarium

Cara y cruz entre los productores de abetos

“Las expectativas en nuestra empresa son buenas, dado que, si la gente no viaja, habrá unas Navidades más caseras, con más decoración y se va a vender más abeto natural”, cuenta a GuíaVerde Albert Gallifa, gerente de Can Jover Cultius, productores de Girona. A ello ayuda, dice, una mayor conciencia por la sostenibilidad, que incrementará el interés por lo natural frente a la compra de abetos artificiales. Además, apunta que ante la falta de mercados tradicionales de Navidad algunos comercios como las floristerías de barrio están vendiendo este tipo de árboles, con un incremento, asegura, significativo. Ello, afirma, se está dando debido a que las limitaciones para la movilidad hacen que el consumidor acuda más al negocio cercano, de barrio, es decir a la floristería si no puede acercarse hasta un centro de jardinería. También opina que el canal online será uno de los protagonistas en la venta de árboles de Navidad, y que favorecerá a aquellos negocios con experiencia o preparación para ofrecer este servicio.

Este optimismo contrasta con la situación que transmite Idoia Agurrekoetxea, de Viveros Garitaonandia, en Zaldibar (Bizkaia). “Para nosotros la campaña de Navidad va a ser horrible, porque nuestros clientes ante las restricciones de movilidad no se arriesgan a comprar un camión de abetos, un producto que es perecedero y que se ha de vender ahora sí o sí”. Esta empresa vende en toda España y a otros países europeos y asegura que por estas fechas “habría una locura de pedidos y este año es un desastre”.

 

Norberto Orón y Javier Odón, de Horticultura Cantallops

La reina de la Navidad goza de buena salud

Si hay una planta ornamental que está en la mente del comprador por estas fechas esa es la poinsettia. Parece que va a ser un buen año para esta planta y sus productores. Así lo dicen algunas cifras. Según datos del sector a los que ha tenido acceso GuíaVerde, solo en la provincia de Almería se ha registrado un aumento del 17% en la producción para esta campaña navideña, pasando de 2,1 a más de 2,5 millones de plantas. Además, la producción total estimada para la Península Ibérica y las Islas Canarias es de 9 millones de plantas, lo que supone un incremento de un 8% respecto a la campaña del pasado año.

Al este, en la Comunitat Valenciana, en el municipio de El Puig de Santa María, Norberto Orón, de Horticultura Cantallops, confirma las buenas sensaciones, teniendo en cuenta el impacto de la pandemia… “Las ventas están retrasadas respecto a otros años debido a la pandemia, pero creemos que se venderá todo a última hora”, explica Orón. “Todos los productores hemos hecho menos planta, entre un 5% y un 10%. Nosotros hemos hecho unas 200.000 plantas de Flor de Pascua en diferentes tamaños”. “Ya que no podemos salir, entiendo que la gente tendrá que decorar más su casa para las navidades, con poinsettia, árboles de Navidad…”, vaticina.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad